amb mi

Atravesar la pantalla (por Jordi Muñoz)

atravesar-la-pantalla_article♫  Clica aquí y escucha la BSO de este artículo

Te despiertas por la mañana con el recuerdo del mismo sueño que te viene acompañando desde hace tiempo: las imágenes se suceden con todo lujo de detalles, nítidas y claras, preparadas para seguir siendo reproducidas en el próximo pase-conversación. En la pantalla imaginaria ves cómo tus ojos brillan, sonríes todo el tiempo, disfrutas haciendo lo que quieres, en lo que crees.

El único inconveniente es que estás del otro lado, el de la realidad y no es tan dulce ni agradable. Ojalá tuvieras la posibilidad de hacer lo que quieres, pero la vida no es tan fácil y te gusta vivir bien, piensas, y eso tiene un coste demasiado alto como para atreverte a mover ficha.

Los días, los meses, los años se suceden y hace ya demasiado que te conformas con ser espectador de esa película hasta el punto que te deja un sabor cada vez más amargo. La rutina de tu trabajo diario te carcome lentamente, la distancia con el patio de butacas crece, y cada vez el argumento soñado es menos inspirador y más frustrante.

Hubo un tiempo en que creías que era posible y esperabas el momento en que te sintieras listo para accionarlo, pero nunca acababas de ver cómo, ni cuándo podrías. Esperando una señal, creyendo que encontrarías el momento ideal, siempre había una excusa… Y el tiempo fue pasando y el fuego y su vibración apagando convirtiéndose en ese canto cada vez más lejano de sirena.

Pero rebobinemos la cinta: cuando vemos que nuestra vida y su guión se convierte en un disco rayado, no sólo contado sino también vivido, conviene repasar dónde está el límite que perpetúa el bucle infinito. ¿Qué quiere decir vivir bien para ti? Cuando pasas revista a tus mejores momentos, ¿no tienen que ver con ese fuego? ¿Qué tal si nos ponemos en marcha y dejamos a la acción ver si es o no posible?

No hace falta que seamos kamikazes, para ponernos y comprometernos de verdad, nos basta con pequeños pasos, coexistiendo con tu día a día conocido: preguntando, informándote, dando voces. Basta abrir el radar para que la llama se encienda, la distancia se reduzca y te sientas mejor. Así ya estás ganando calidad de vida. No tienes nada que perder y sí mucho que ganar.

Los proyectos no son buenos ni malos, los hacemos nosotros buenos o malos. Está en nuestra capacidad de creer y persistir (de no rendirnos) lo que hace que puedan realizarse. Ser protagonista de tu película es un reto que no siempre estamos dispuestos a aceptar.

¿Cuánto estás dispuesto a apostar para que tu sueño sea real? ¿Listo para emprender esta apasionante aventura?

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s