a l'escola

El gobierno de Navarra elige el modelo de Ecología Emocional para impulsar un proyecto pionero en 12 centros educativos

CAT

  • Se cumple el primer año del programa Laguntza, proyecto piloto impulsado por el departamento de Educación del gobierno de Navarra con el apoyo del Instituto de Ecología Emocional, que quiere promover el bienestar emocional en las aulas.
  • Los días 1, 2 y 3 de junio se ha expuesto la experiencia en unas jornadas virtuales organizadas por la Asesoría de Convivencia del Gobierno de Navarra, con la participación de Mercè Conangla, cocreadora del modelo de Ecología Emocional y cofundadora de la Fundación EE con Jaume Soler.
  • El próximo curso se sumarán 21 nuevas escuelas más de Infantil y Primaria al programa Laguntza.
Imagen de una formación presencial con el equipo motor de las escuelas de Navarra
Diario de Navarra

Una de las dificultades crecientes que viven los centros educativos tiene que ver con la prevención de la violencia y la resolución de conflictos, que afectan directamente a la convivencia, valor de primera necesidad en la creación de entornos seguros para el buen desarrollo del alumnado y del equipo docente.


Se estima que 1 de cada 5 niñ@s escolarizad@s en España sufre bullying,
y solo el 15% se atreven a explicarlo a familiares o docentes
(datos de la Asociación NACE)


La Ecología Emocional y la formación en valores proponen un abordaje profundo de estos y otros retos que viven las comunidades educativas, ofreciendo garantías de un aprendizaje significativo aplicable a los diferentes sistemas relacionales.

Esto es lo que ha decidido hacer el gobierno de Navarra impulsando el proyecto piloto ‘programa Laguntza’ para introducir la educación emocional en las escuelas, eligiendo el modelo Ecología Emocional para el proceso de transformación de las comunidades educativas. A lo largo del curso 2020-2021 se ha puesto en marcha en 12 centros de Navarra -a pesar del reto de la pandemia-, y tendrá una duración total de 3 años.

Ana Zaratiegi, desde la Asesoría de Convivencia del Departamento de Educación de Navarra, asegura que “los centros que forman parte del pilotaje se han comprometido a vivir un proceso pedagógico de transformación donde la implicación recae en toda la comunidad educativa para que pueda tener calado en su propia identidad y proyecto educativo”.

Ecología Emocional para una mejor convivencia en las aulas

El gobierno de Navarra ha querido introducir la educación emocional en las aulas como eje transversal: “buscábamos un tratamiento global y curricular y, por lo tanto, como contenido de trabajo, de aprendizaje y de evaluación. Conocíamos el trabajo, la trayectoria pedagógica y las divulgaciones de Mercè Conangla y Jaume Soler, cocreadores del modelo Ecología Emocional. Es más, sus publicaciones y filosofía habían sido parte de nuestro bagaje y recorrido profesional y pedagógico, nuestra formación como docentes”, comparte la asesora de convivencia.

Mercè Conangla, a su vez, afirma que “el modelo Ecología Emocional (Soler&Conangla, 2002) está siendo un modelo elegido para mejorar la calidad ética y emocional de todo tipo de ecosistemas: familia, educación, salud, organizaciones, sociedad. Educación es para nosotros la gran apuesta de futuro”.

La mecánica del programa ha contemplado el trabajo de la educación emocional desde la escuela poniendo el foco en el bienestar docente para, posteriormente, conseguir lo mismo con el alumnado y sus familias. Sin duda, un reto que ha sido posible gracias a la implicación y confianza de toda la comunidad educativa y al gran impulso de los grupos motores, que se han formado en Ecología Emocional de la mano de nuestras compañeras formadoras Isabel Cordón, Paula Gelpi. La formación ha contado con la dirección y el apoyo en la creación de materiales de la cocreadora del modelo EE Mercè Conangla.

Para que el alumnado pueda gestionar y hacerse cargo de sus emociones es necesario que el profesorado desarrolle la competencia emocional. Las personas adultas de referencia (familias, educadores/as, etc.) necesitan cuidar las emociones y ganar en capacidad de educar emocionalmente para poder transmitir los valores con coherencia. “Necesitamos formar a nuestro alumnado desde el respeto a su persona, a las personas que lo rodean y a su entorno. Solo así conseguiremos dirigirnos hacia la prevención de conductas violentas y disruptivas que se están dando en los espacios educativos por parte del alumnado”, señala Zaratiegi.

Incidiendo en los tres niveles relacionales: yo, otr@s y el mundo

Los centros educativos también han contado con un maletín de recursos con 60 dinámicas aplicables al ciclo de Infantil, creados por Carme Boqué, y 45 en Primaria, materiales y actividades diseñadas por el Instituto de Ecología Emocional, los cuales están adaptados específicamente para Infantil, primero y segundo, tercero y cuarto, y quinto y sexto, con dossiers para cada grupo de edad.

En cada maletín de recursos se trabajan:

  • Las cuatro áreas de Ecología Emocional: Territorios, Energía, Clima y Vínculos.
  • El eje Pensamiento-Emoción-Acción (PEA). En cada actividad el alumnado anota en su cuaderno personal lo que ha aprendido y piensa, lo que ha sentido y lo que puede mejorar en su día a día (acción concreta).
  • El eje transversal, atendiendo a los tres niveles relacionales que la Ecología Emocional propone: yo-otr@s-mundo. Cada maletín incluye 5 actividades enfocadas a fortalecer nuestro YO (con actividades focalizadas en el trabajo de bucear en sí mism@s), 5 actividades para mejorar la relación con las OTRAS personas y 5 actividades de mejora de nuestro MUNDO (de sensibilización en la responsabilidad que tienen de cuidar el planeta y a todos los seres vivos con   los que comparten su viaje vital).
  • El modelo de persona CAPA (Creativa, Amorosa, Pacífica, Autónoma).

Los maletines incluyen la ficha de actividad, los objetivos, el marco teórico y la descripción de actividades, además de preguntas para reflexionar sobre la propuesta, conclusiones para trabajar y toda la bibliografía y otros recursos de apoyo para el profesorado (vídeos explicativos, música, boletines específicos y otros). Todo ello acompañado de ilustraciones (obra de Laia Soler y Zulma Martinez) en las que, con el equipo Laguntza, se ha cuidado de que sean representativas de la diversidad de las niñas y niños de esta etapa, en clave de perspectiva de género.

Educando para la vida

Durante los días 1, 2 y 3 de junio se ha expuesto la experiencia del programa Laguntza en unas jornadas virtuales organizadas por la Asesoría de Convivencia del Gobierno de Navarra, en las que han participado algunos de los centros que han formado parte del pilotaje. Mercè Conangla ha ofrecido las conferencias: ‘Bondad en Acción’ y ‘Ámame para que me pueda ir’.

A lo largo de estas jornadas se ha podido evidenciar el impacto del programa Laguntza tanto en el alumnado como en el profesorado y las familias, que también se han podido beneficiar de talleres sobre Ecología Emocional, permitiendo que el proceso formativo fuera compartido y pudiera crecer gracias a la implicación de toda la comunidad de aprendizaje. Uno de los fundamentos del programa es, precisamente, entender la convivencia como un proceso educativo compartido de construcción, donde todas las personas se enriquecen mutuamente, aportando algo de ellas mismas.

Algunos testimonios de las jornadas:

“He visto un gran cambio tanto a nivel personal como a nivel grupal
por parte del alumnado. Han sido capaces de descubrir y potenciar sus fortalezas,
han sido capaces de vivir el error como una experiencia de formación.
A nivel de grupo han establecido estrategias para resolver los conflictos
que han surgido entre ellos y ellas, y desde la calma han podido gestionarlos.
Se ha fortalecido el sentimiento de grupo.”

Ana, tutora de 6º de Primaria y miembro del equipo impulsor
de la escuela Cerro de la Cruz, Cortes

“Ha supuesto un cambio en mi vida, he aprendido a decir no –que me ha costado mucho-,
he aprendido a estar más cómoda y tranquila en mi entorno,
he aprendido a cuidar el medio ambiente y a transmitir ese mensaje a mis compañeras y compañeros”

María, alumna de 6º de Primaria de la escuela Cerro de la Cruz, de Cortes

“He aprendido a conocerme mejor, a respetarme, a quererme,
he aprendido a dejarme ayudar, que antes me costaba mucho, y a resolver conflictos”

Izaskun, alumna de 6º de Primaria de la escuela Cerro de la Cruz, de Cortes

“Sabemos que el respeto y la educación emocional son la base
para que nuestra hija se sienta segura y se muestre como es.
Desde ahí aprende mucho más y disfruta más en la escuela”

Madre de familia, Escuela CP San Miguel de Aoiz

“La familia somos parte fundamental para que los chicos/as
construyan un buen autoconcepto sobre sí mismos/as”

“En familia, estamos aprendiendo a sembrar vocabulario emocional”.

Madre participante de un taller sobre Ecología Emocional
impartido por el grup motor de la escuela Cerro de la Cruz, Cortes

“Este proyecto nos está haciendo recapacitar, y estamos dando un giro a nuestra labor diaria
en la gestión de las emociones personales y con nuestro alumnado.
Además estamos reflexionando e instaurando una serie de acciones en nuestro día a día
con el objetivo de mejorar la convivencia de nuestra comunidad escolar”

Valoraciones de la escuela Falces en la jornada.


Algunas de las valoraciones de los centros destacan que, gracias a la formación en Ecología Emocional:

  • Se ha reforzado la idea de prevención y su abordaje en todas las edades.
  • Se ha logrado la implicación de toda la comunidad.
  • Las personas adultas han aprendido a mirarse adentro y ampliar el vocabulario emocional.
  • Ha habido un cambio de mirada para promover la convivencia.
  • Se ha valorado, de forma positiva, la actitud del alumnado y la constatación de que se han interiorizado nuevas estrategias.

La Asesoría de Convivencia concluye que “el nivel de satisfacción de los 12 centros educativos de Infantil y Primaria es muy alto, los cuales continuarán durante dos cursos más dentro de este proceso”. Para el siguiente curso escolar, 2021/22, se adhieren al pilotaje 21 centros más de Infantil y Primaria, así como 13 de Secundaria. Todos ellos tendrán un pilotaje de 3 cursos escolares, de forma que se irá creando una Red de Escuelas Laguntza.

Desde el Instituto de Ecología Emocional España seguiremos acompañando a los centros, que sumarán un total de 21 escuelas. Formaremos a 4 grupos de profesorado de Primaria (que impactará en unas 400 personas aproximadamente), un nuevo grupo motor y acompañaremos en competencias de Ecología Emocional a los grupos impulsores que han participado este año.

Podéis recuperar las III Jornadas haciendo click sobre las imágenes:

III Jornadas Laguntza, día 1
III Jornadas Laguntza, día 2
III Jornadas Laguntza, día 3

Proyectos educativos que transforman

Diario de Navarra

Este proyecto pionero en la introducción de la educación emocional en el aula se ha convertido en referente en todo el estado español. Lo más satisfactorio, sin embargo, es haber desarrollado el programa durante el año de pandemia y poder incidir en la mejora de la convivencia de los centros, ampliando la conciencia emocional, ofreciendo herramientas y potenciando capacidades y recursos, precisamente para hacer frente a un contexto emocionalmente tan exigente.

La línea educativa del Instituto de Ecología Emocional España ofrece un acompañamiento a las comunidades educativas en la transformación de los espacios de aprendizaje en entornos CAPA: Creativos, Amorosos, Pacíficos y Autónomos. Entornos donde profesorado, alumnado y familias puedan crecer y convivir integrando tanto la diferencia como la riqueza emocional a su favor, descubriendo y aprendiendo el arte de la sostenibilidad emocional.

Nuestra realidad actual ha hecho muy evidente la necesidad de:

  • Restaurar y recuperar relaciones que se han hecho más pesadas por todos los condicionantes que ha habido este año.
  • Incorporar al PEC (proyecto educativo de centro) el modelo educativo basado en el conocimiento de las emociones.
  • Prevenir los conflictos, la violencia y mejorar la convivencia en las aulas.
  • Profundizar en la resolución de conflictos, creando estructuras para solucionar divergencias en el aula.
  • Garantizar el bienestar docente y entrenar las competencias emocionales del claustro.
  • Profundizar en la identificación y gestión de las emociones del profesorado y del alumnado.
  • Mejorar la regulación de las emociones del aula.
  • Ganar estrategias y recursos para asegurar el bienestar emocional.
  • Asegurar la cohesión grupal, de manera que facilite la integración en el grupo de iguales.
  • Desarrollar la empatía y la asertividad.
  • Trabajar el control del estrés.

Ponte en contacto con nosotr@s si quieres ampliar información sobre el programa, si quieres trabajar alguno de los aspectos detallados o bien si quieres conocer proyectos educativos que transforman.



Si quieres estar al día de la actualidad de El despertador suscríbete al boletín y recibirás las novedades de cada mes en tu correo electrónico.


Infórmate de la nueva edición online (formación en directo) del Máster en Ecología Emocional >>

3 replies »

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *