castellano

1 segundo para ti, 1 momento para tomar aire

CAT

♫ Clica aquí y escucha la BSO de este artículo

RESPIREMOS…
1 segundo para ti, 1 momento para tomar aire

A ti que estás leyendo estas palabras…
A ti que has sufrido y sigues sufriendo en muchos momentos…
A ti que te has ilusionado en otros…
A ti que sigues en esta montaña rusa emocional de acontecimientos permanentes…
A ti que pruebas de gestionar todo ello en cada conversación con vecinos/as, compañeros/as, amistades, familiares…
A ti que observas con perplejidad e incredulidad la precipitación de eventos…
A ti que miras con preocupación cómo salir de este entramado incierto…
A ti que estás cansado de este clima de confrontación, tensión, faltas de respeto…
A ti que quieres dejar de estar sometido a la manipulación política y los medios de las postverdades que nos alejan…
A ti que te duelen profundamente hechos, comentarios, reacciones, agresiones, inhibiciones, injusticias y violencias…
A ti que no entiendes que en pleno siglo XXI en nombre de banderas haya porras, cárceles y difamaciones…
A ti, independientemente de tus ideas, de tu posicionamiento, de cuáles sean tus anhelos, angustias y temores, te queremos invitar a que te regales un segundo para respirar.

.

Respirar nos devuelve a nuestro centro porque es lo que nos define como seres vivos. Tomando aire y repartiéndolo por nuestro cuerpo nos oxigenamos de toxicidades. Liberamos y relajamos el organismo.

Per todo ello, queremos invitarte a algunas modalidades para tomar un poco de aire:

  • Dosificar: vivimos en la sobreinformación y estamos expuestos al abuso que se hace de ella. Cuando ésta, además, gira alrededor de algo tan sensible que nos vincula y no podemos controlar, y la atención que ponemos es permanente, el desgaste emocional es mucho más grande. La esfera de la escena política es importante pero no lo es todo (tenemos otras: personal, familiar, relacional, profesional, etc.). Aprender a discriminar y priorizar los inputs es clave. Desconectar y conectar con otras esferas de nuestra realidad nos ayudará a vivir mejor porque no ocupará todo nuestro interés, ni neurológicamente ni emocionalmente.
    ·
  • Contrastar: todas y todos estamos mediatizados en los medios de la inmediatez. Esto hace que tengamos una opinión antes de haberla contrastado. En este chaparrón de informaciones es fundamental filtrar qué es información y qué opinión. Distinguir entre hechos e interpretaciones, sacar el grano de la paja será básico. Y contrastar el grano desde diferentes miradas nos ayudará a tener una visión más objetiva.
    ·
  • Razonar: cuando una cuestión es de interés general para tantas personas y los acontecimientos e informaciones le dan un protagonismo permanente y constante es imposible que no esté presente en las conversaciones de nuestro día a día. Y hay tantos puntos de vista y verdades como personas. Hay que razonar antes de hablar, para no confundirnos en el ruido de una discusión que se transforme en conflicto y nos aleje. ¿Qué queremos: tener razón o vivir mejor?
    ·
  • Empatizar: cuesta mucho, son temas muy sensibles, cuando nos implican tanto. Viajar al universo del otro, entender motivos, realidades, miedos, informaciones que le llegan, antes de atropellarle con nuestra visión nos ayudará. Sobre todo cuando es el caso de personas que queremos y con quien compartimos y hemos compartido muchas miradas y páginas de vida. Y en este mundo donde están tan condicionados los estados de opinión y compartimos de manera diferida y virtual tantas cosas que nos llegan, no podemos permitirnos el lujo de perder personas de nuestro equipo (de vida) sin ni haberlo podido hablar mirarnos a los ojos o escuchándonos la voz.
    ·
  • Responsabilitzar: nosotros también somos agentes del relato, cuando decidimos escuchar o no, actuar o no, participar o no… Pero también en cómo lo hacemos y cómo interactuamos con lo que nos rodea. Tratar a los demás como nos gustaría que nos trataran nos puede ayudar a darle coherencia al relato que queremos construir e, incluso, podemos facilitar la comprensión de nuestra posición. Si promuevo el diálogo, ¿estoy siendo dialogante? Si promuevo el respeto, ¿estoy respetando? Algunos de los aspectos fundamentales para que avance una conversación tienen que ver con la escucha y con el tono. No somos marionetas, tenemos un papel muy importante. ¿Qué queremos priorizar: ser agresivos o receptivos? ¿Dictar sentencias o explorar visiones? ¿Convencer o intentar entender? ¿Expresar lo que pensamos/sentimos o antes preguntar cómo lo está viviendo el otro?
    ·
  • Recordar: la vinculación emocional que tenemos es intransferible, es igual de respetable en cada una de las personas. Sin embargo, en el debate político, intervienen muchos intereses que buscan manipular nuestros sentires hacia su conveniencia. Esto hace que nos sintamos interpelados y nos los apropiamos, alejándonos en muchos momentos de cuál realmente es la bandera que queremos proteger. Hay una fundamental que no tiene colores y al mismo tiempo los tiene todos, la del respeto por cualquier vida, la de las libertades humanas.
    ·
  • Abrazar: el amor es una arma de transformación masiva y cada vez que nos conectamos con él nuestra forma de estar en el mundo cambia. Enchufándonos a nuestras motivaciones, a las cosas que nos dan sentido, a las personas que queremos, cogemos toneladas de oxígeno para seguir caminando con un poco más de ligereza, sintiéndonos más abrigados y con algunas convicciones reforzadas que nos pueden ayudar a vivir diferente lo que sucede a nuestro alrededor.

El despertador somos una entidad que intentamos cada día acompañar a las personas a crecer y vivir mejor. Por ello, ante el transcurso de las últimas semanas queremos mostrar nuestra preocupación por todo lo que está sucediendo que hace tambalear el bienestar de muchas personas y familias. Creemos que es fundamental fomentar un clima de convivencia respetuoso, cálido, dialogante, participativo y no excluyente. Sentir que el mundo que nos rodea, nuestro entorno, nos acompaña y puede ser cómplice es clave para atrevernos a dar lo mejor de nosotros/as.

Las personas a las que acompañamos, y nosotros mismos/as, nos encontramos con una realidad en que cada día crecen los fuegos emocionales y los nudos en el estómago y no las oportunidades para el diálogo en un paisaje cada día más hostil e incierto, donde vamos perdiendo referencias y muchos de los valores que nos daban o nos dan estabilidad están en la cuerda floja (democracia, justicia, no violencia, diálogo, etc.)

Por todo ello, sin querer ser ejemplo de nada, queremos dedicar este artículo a todas las personas que están sufriendo. Y tú seguramente que nos estás leyendo, eres una de ellas. Ojalá te pueda ayudar. Un abrazo muy grande!

 

 

Un artículo de Jordi Muñoz,
coach, recreador personal y musicoterapeuta,
fundador y codirector de El despertador

.


icona-llapisTambé et poden interessar els següents articles:

. Un mundo donde los abrazos nos gobiernen, per Jordi Muñoz

10 claus per posar en marxa El despertador, per Jordi Muñoz

Quin llop volem alimentar?, per Anna Soriano

. Coaching, una manera de vivir los cambios, per Mauro Cavaller i Jordi Muñoz


butlleti_el despertador2Si vols estar al dia de l’actualitat d’El despertador
subscriu-te al butlletí i rebràs
les novetats de cada mes al teu correu electrònic.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s