a la feina

Autoliderarnos para liderar

Ecología Emocional aplicada a la gestión del EQUIPO

Las organizaciones Afectivas son más Efectivas. Son el futuro porque son capaces de atraer a los mejores profesionales. Hacen posible la convivencia de las distintas facetas del ser con las necesidades de la organización en lugar de compartimentar o dividir.

'Ecología Emocional para el nuevo milenio'. Soler&Conangla.

CAT

¿Es posible liderar un proyecto y personas sin liderarnos a nosotros mismos/as? ¿Cómo afectan a nuestros sentimientos y emociones a la capacidad creativa ya las relaciones interpersonales? ¿Qué capacidades podemos desarrollar para conseguir autoliderar mejor nuestro mundo afectivo para así ser profesionales con mayor calidad emocional y personal?


El conocimiento de uno/a mismo/a y el desarrollo pleno de todas las dimensiones que nos componen es un elemento clave a la hora de asumir el liderazgo de nuestro día a día. Sólo si nos autolideramos podremos liderar. Sólo si somos capaces de gestionar ecológicamente nuestras emociones podremos establecer puentes que nos vinculen positivamente a los demás.

La Ecología Emocional , modelo creado por Mercè Conangla y Jaume Soler, presenta estrategias nuevas y creativas para las organizaciones para asumir el reto de la calidad emocional. En este sentido, se entiende a la organización como un ecosistema que tiene la capacidad de generar su propio equilibrio y sostenibilidad. La calidad emocional de ésta, por tanto, será el resultado de cómo todas y cada una de las personas profesionales que componen una organización gestionen su mundo afectivo. En definitiva, es ahí donde radica el éxito o fracaso. El bienestar o el conflicto.

Desde la mirada de la Ecología Emocional, por tanto, proponemos un camino que empezará en la autoobservación de cómo nos autolideramos ante los retos diarios, para ir avanzando en cómo acompañamos a nuestros equipos generando vínculos de confianza que propicien un clima y energías favorables a fin de gestionar los territorios laborales.

El liderazgo CAPA

Trabajamos con el marco del liderazgo CAPA, (Creativo – Autónomo – Pacífico – Afectivo) en el centro del modelo Ecología Emocional, partiendo de nosotros mismos/as para actualizar nuestro mapa ético, mental, emocional y de acción. Por un lado, promueve entornos de confianza que potencian la iniciativa, la proactividad, la autonomía y el liderazgo compartido del equipo. Por otro, genera un clima afectuoso que fortalece los vínculos y la comunicación asertiva, y que hace frente a las situaciones de incertidumbre desde la creatividad.

Sólo siendo conscientes y trabajando nuestros puntos fuertes y nuestros puntos de mejora, podremos adquirir mayor confianza, coherencia e integridad, características esenciales para liderar. Y es que, si no somos capaces de liderarnos a nosotros mismos y ser capaces de generar y desarrollar lo que nos constituye, difícilmente podremos jugar nuestro papel en la organización.

Así, es necesario asentar una serie de pilares capaces de sostener un liderazgo emocionalmente ecológico para así poder incidir positivamente en la generación de espacio organizativo.

Cinco capitales a gestionar: el capital natural, el capital construido, el capital financiero, el capital tecnológico y, especialmente, el capital humano. Es en este último en el que están incluidos los intangibles que, bien gestionados, pueden llevar a la empresa a ser modelo de creatividad y sostenibilidad o una fuente continua de conflictos personales y sociales con el consiguiente descenso de productividad.

Ecología Emocional para el nuevo milenio. Soler & Conangla.

 

Objetivos

  • Mejorar la capacidad de autoliderazgo emocional para poder influir, desde la coherencia, en el trabajo y liderazgo del equipo.
  • Actualizar las propias competencias emocionales, adquiriendo nuevas herramientas para gestionar momentos de incertidumbre y caos a fin de mejorar las sinergias y la comunicación dentro del equipo de trabajo, optimizando la capacidad de influencia sobre los equipos liderados a fin de llevarlos al su máximo compromiso.
  • Conectarse a las energías emocionales limpias, renovables y sostenibles que permitan desplegar al máximo todo el potencial creativo individual y colectivo.
    Tomar conciencia de que somos responsables de autoliderar nuestra vida y de cómo gestionamos nuestras emociones tiene un impacto ecosistémico.
  • Actualizar los recursos internos. Gestionar los intangibles que nos mueven a la acción: valores, emociones, creencias, experiencias…
  • Realizar una primera aproximación al modelo de liderazgo emocionalmente ecológico y ético.
  • Promover un perfil de profesional competente para gestionar un equipo de trabajo o realizar las propias tareas con calidad ética y emocional.
  • Sembrar las semillas adecuadas para que los profesionales se conviertan en modelos humanos CAPA (personas Creatives, Afectivas, Proactivas y Autónomas).

Propuesta formativa

Durante todas las sesiones se trabajarán de forma transversal propuestas de FORM-ACCIÓN con el fin de poder aplicar lo que hemos visto durante las sesiones con el equipo y poder acompañarles valorando su impacto.

Proponemos combinar, por tanto, lo que hacemos en las sesiones virtuales con una parte de ejercicios y aplicación individual.

Metodología

La Ecología Emocional propone una metodología vivencial en la que se trabaja con las personas participantes desde la reflexión, el autoconocimiento, el espíritu lúdico y la creatividad creando un espacio protegido para favorecer el intercambio de experiencias e invitar a conectar con energías emocionales creadoras y motivadoras.

También existe la posibilidad de ofrecer la formación en formato virtual creativo y vivido al 100%.

Partiendo de una visión ecosistémica, transitaremos por paisajes y territorios (interiores y exteriores) poniendo nuestra mirada en los valores que nos guían, en las energías emocionales que nos alimentan o nos contaminan, los climas emocionales por los que transitamos y los diferentes vínculos que establecemos durante nuestro recorrido.

  • Toda la propuesta es FORM-ACCIÓN, ya que en todo momento pretendemos que lo vivido pueda traducirse en acciones de mejora dentro del propio contexto organizativo.
  • Aplicamos recursos singulares como ideas fuerza, relatos, dinámicas personales y de grupo, metáforas y paralelismos con el medio ambiente que favorecen comprender e integrar aspectos complejos de la persona de una forma sencilla y profunda.
  • Desarrollamos la intervención desde un enfoque ecosistémico trabajando la coherencia entre pensamiento, emociones y acciones, considerando cómo nuestra conducta tiene un impacto tanto en nosotros mismos/as, en nuestras relaciones y en el mundo.

Más información en info@el-despertador.com.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.