Articles

¿Cómo me adapto y aprendo de la incertidumbre? Nuestro viaje del héroe/heroína particular

Una frase que ya se empieza a escuchar es: “Cuando salgamos de ésta no seremos las mismas personas”. Todos y todas nos estamos enfrentando a retos personales en diferentes ámbitos: la propia enfermedad, los cambios laborales, familiares, sociales… La manera cómo gestionemos estos cambios hará que salgamos de este período fortalecidxs o debilitadxs. Nos estamos enfrentando a nuestro viaje del héroe/heroína particular. No es un viaje escogido voluntariamente, pero aquí estamos. U otra forma de decirlo, ya que hay que remar, pues vamos a hacer lo posible para aprender a hacerlo lo mejor que podamos.

Os propongo poner la atención en los procesos de aprendizaje y crecimiento personal en tiempos de alarma. Este concepto del viaje del héroe y de la heroína lo introdujo Joseph Campbell (El héroe de las mil caras, 1949) cuando observó que muchos mitos, leyendas y cuentos tenían una misma estructura: El/la protagonista se encuentra en una situación ordinaria, aparece un elemento distorsionador que le hace adentrarse en una zona llena de pruebas y experiencias, para acabar volviendo al mundo ordinario, pero ya no siendo la misma persona, ha habido una transformación y crecimiento personal. La Odisea de Ulises podría ser un buen ejemplo.

Muchas de las películas que conocemos siguen este camino. Harry Potter, Star Wars (Lucke y Rey), Bravehart, Matrix, Vaiana, Mulan, El señor de los anillos… ¿Qué otras películas conocéis que tengan esta estructura? Aunque todas ellas tengan el mismo formato, todas son diferentes, porque el viaje del héroe/heroína es propio, único e intransferible.

En nuestras vidas, es posible que ya hayamos vivido algún viaje del héroe/heroína que otro (cambios profesionales, personales, cambios de país o ubicación), cada uno de ellos nos han permitido conocernos un poquito más y descubrir nuevos recursos internos.

Ahora mismo estamos inmersos e inmersas, de forma colectiva, en un viaje que -como veremos- tiene bastantes paralelismos con este viaje del héroe/heroína que identifica Joseph Campbell.

¿Cuáles son estas fases del viaje? ¿En cuál me encuentro ahora? ¿Qué me puede ayudar a avanzar o sostener esta incertidumbre? ¿Cómo puedo entender todo lo que me pasa? Son preguntas que vamos a abordar en este artículo.

FASES DEL CAMBIO / DEL VIAJE

1. El mundo ordinario

El viaje empieza en nuestro día a día conocido, las rutinas, los horarios, nuestros retos cotidianos. En nuestro entorno familiar, estable y cómodo.

Frodo viviendo en la comarca o Harry Potter mal viviendo en casa de sus tíos.

No tiene por qué ser un mundo ordinario genial, pero es el conocido.

¿Os acordáis de cómo era vuestro mundo ordinario? ¿Había cosas que hacíais que ahora han quedado en pausa?

2. La llamada

Surge un problema o desafío que cambia la rutina. En nuestro caso podría ser cuando empezamos a escuchar que existía el Coronavirus en China. Nos impacta, pero aún no nos afecta directamente ya que no distorsiona nuestro día a día.

Cuando Frodo conoce la historia del anillo o Harry recibe unas cartas que le invitan a Hogwarts.

3. Rechazo de la llamada. Negación

La primera reacción ante la llamada es no hacerle caso. “Esto aquí no pasará o esto no va conmigo”. Nuestro instinto de supervivencia nos hace rechazar aquellos cambios que supongan salir de aquello que conocemos. Nos resistimos al cambio, nos cuesta aceptar esta nueva realidad. Nos da pereza abandonar nuestra zona conocida.

En esta situación que estamos viviendo, la mayoría de nosotros, en un primer momento no lo vivimos como una amenaza, ya que estábamos muy ocupados con nuestros quehaceres. En un primer momento puede ser que no entendiéramos porque se suspendía el Mobile en Barcelona, por ejemplo. ¿Qué les pasa a les empresas, no son un poco exageradas? (ahora el Mobile parece una anécdota) ¿Quieren hacer el partido de la Champions a puerta cerrada, vaya rollo?

En el caso de los personajes de ficción que nos acompañan, ni Frodo ni Harry sienten que esto del anillo o de la magia va con ellos.

¿identificáis vuestro rechazo a la llamada? ¿Habéis pasado per esta fase?

4. Aparece el mentor/la mentora

En muchas mitologías, aparecen personas que ayudan a entender, a poner orden, personas savias que ya tienen un recorrido. Si buscamos un símil en nuestra situación, estos mentores y mentoras podrían ser estas personas expertas del mundo de la salud y la investigación que empezaron a explicarnos con más detalle de qué se trataba este virus, cómo nos podría afectar y cómo teníamos que protegernos (Dr. Trilla u Oriol Mitjà, aquí en Catalunya, por ejemplo).

Encontramos muchos mentores en los cuentos y películas. Gandalf en el señor de los anillos, Damveldor en Harry Potter, el maestro Yoda en el caso de Luke o el propio Luye en el caso de Rey.

5. Cruzamos el primer umbral

Llega un momento del viaje en el que ya no hay vuelta atrás. Llega el Coronavirus a Italia, primer caso en Barcelona y Madrid. Los casos van incrementando de manera exponencial… ¡Glups! En pocos días se proclama el estado de alarma… No nos queda más remedio, tenemos que salir de nuestro mundo ordinario para adentrarnos a una nueva realidad, a unas nuevas rutinas, nos tenemos que quedar en casa. En principio el espacio es conocido, pero la manera de estar en él es nueva.

Primera prueba: Confinamiento.

¿Qué está pasando? No estamos preparados/das, somos torpes, vamos con el método ensayo y error. Tenemos muchos inputs nuevos cada día, nos cuesta encontrar los puntos de referencia. Estamos en estado de alerta, tenemos energía y miedo, a partes iguales. Hay una necesidad de adaptación exprés a la nueva situación, queremos tener la sensación de control como mínimo en aquello que depende de nosotros/as, puede aparecer la hiperactividad: calendarios, challenge online, ejercicio en casa, videoconferencias, mil whatsApps, compras compulsivas… queremos llenar nuestro tiempo, distraernos…

Conectamos con la exigencia externa e interna. Nos queremos reinventar laboralmente / familiarmente / relacionalmente en un día. Nos piden, nos “autopedimos” (¡tengo que saber hacer todo lo que no he hecho nunca, ya!). Nos sentimos mal si no cumplimos con nuestros nuevos roles con excelencia.

Empezamos a conectar con la sensación de no llegar a todo, aunque queremos controlar nos sentimos con una sensación de indefensión. Muchos cambios en muy poco tiempo, como un gran impacto emocional. No somos máquinas.

Frodo cruza el umbral cuando se encuentra con el anillo en sus manos, ya no hay vuelta atrás. Harry, cuando Hagrid lo va a buscar y sube al tren en dirección Hogwarts. Tanto uno como el otro, sus inicios en la aventura son muy parecidos a los que aquí estamos describiendo: poco hábiles, con miedo, probando, equivocándose, agotados….

¿Cómo fue vuestro cruce del umbral? ¿Os habéis sentido así? ¿Añadirías algún otro aspecto?


Las oportunidades de encontrar poderes más profundos dentro de nosotros/as 
aparecen cuando la vida parece más difícil
Joseph Campbell


6. Pruebas, aliadxs y enemigxs

Pruebas

Poco a poco, podemos ir discerniendo e identificando nuestras pruebas y/o retos. Existe una prueba general como sociedad/humanidad: cómo hacer frente al coronavirus aprendiendo a vivir de otra manera. Ésta es una prueba compartida, pero cada uno/a de nosotros/as descubrirá cuáles son sus propias pruebas particulares, sus propios dragones (entendiendo dragón como zona de aprendizaje). Afrontando los propios dragones, contribuiremos a esta prueba compartida.

Y en estas pruebas particulares podemos encontrar diferentes aspectos de nuestra vida: afrontar la soledad, convivir muchas en personas en poco espacio, compaginar teletrabajo y crianza, estar lejos de los seres queridos, convivir con la enfermedad, muertes de personas queridas, ERTEs en el trabajo, despidos….

Detrás de cada reto, hay nuestra gran zona de aprendizaje y crecimiento.

¿Cuáles están siendo vuestros retos particulares? ¿Qué es lo que os da más respeto? ¿Dónde tenéis colocado el dragón? ¿Cuáles son vuestras zonas de aprendizaje?

Personas aliadas

Son aquellas personas de nuestro entorno que nos suman, podemos estar compartiendo techo con ellas o relacionarnos con ellas de manera virtual.

En el caso de Frodo sería toda la comunidad del anillo. En Harry, Ron y Hermione. Con ellos es todo mucho más fácil, son equipo, suman energías y habilidades.

¿Con qué personas de tu entorno haces equipo? ¿Ya saben lo importantes que son para ti?

Enemigxs

Los enemigos serían aquellas personas o situaciones que nos restan u obstaculizan en nuestro camino.

En este caso tenemos un enemigo muy definido: el Coronavirus. Pero también podríamos detectar otros posibles “enemigos” más pequeños, a los que también tendremos que hacer frente o neutralizar. Podría ser una sobre-información, grupos de whatsapp absorbentes, personas muy negativas. Una forma de gestionar nuestros “enemigxs”, sería justamente, mantener con ellos la distancia adecuada.

Frodo, por ejemplo, tiene un enemigo principal, Sauron. Es un enemigo común para el resto de la comunidad y habitantes de la Tierra Media (sería como el Coronavirus en nuestro caso). Pero también tendrá que hacer frente a otros enemigos que le van a obstaculizar en algunos momentos su camino, como Golum o lengua de serpiente. Algunos de ellos, a veces poco definidos y un poco confusos, parece que ayudan, pero no.

¿Hay alguna persona/situación de mi entorno que no me ayuda a conectar con mi fuerza? ¿Igual que con el COV-19, cómo puedo conseguir la distancia adecuada?

7. Acercamiento

A partir de estas pruebas vamos aprendiendo. Algunas nos salen bien, otras no, pero nos vamos acercando a nuestros aprendizajes.


Negarse al dolor y a la ferocidad de la vida,
es negarse a la vida
Joseph Campbell


8. Prueba suprema. Aceptación

Poco a poco, nos vamos haciendo más hábiles en nuestra “nueva rutina”, nos acostumbramos a hablar con los seres queridos en videoconferencia, nos adaptamos a las nuevas formas de trabajo, vamos encontrando equilibrio en el hogar. A la vez, también empezamos a aceptar y darnos cuenta de que la situación requiere cambios más internos, que está generando un impacto emocional que será necesario gestionar. Necesitaremos revisar nuestra mochila, escanear nuestras emociones, cuidar nuestra energía.

En muchos de los cuentos, mitos o leyendas, es cuando puede aparecer la prueba suprema. Aquello que nos haga zarandear internamente. Puede que la enfermedad nos toque muy de cerca, que la situación económica se haga extremadamente dura u otras circunstancias. Toca parar, permitirnos hacer un duelo, cuidarnos, escucharnos, reconstruirnos a nuestro ritmo… es necesario una transformación interna. Parece que todo está perdido, nos queda solo confiar en nosotros y en la vida…. Nos damos el permiso para aprender de la situación. Nos empezamos a hacer preguntas más profundas y realizamos cambios más internos.


Incluso la noche más oscura
terminará con la salida del sol
Víctor Hugo


9. Transformación y aprendizaje

Puede pasar, según como hayamos transitado por este viaje, que cuando superemos la prueba suprema y/o todas las demás pruebas vividas, ya no seamos las mismas personas, como decíamos al inicio del artículo. Éste será nuestro premio o recompensa. Puede suceder que hayamos desaprendido algunos hábitos que no nos eran útiles y adquirido algunos nuevos más saludables. A lo mejor nos damos permiso para ser aquello que queremos, sentir y acoger nuestras emociones, hacer y accionar buscando nuestro propio ritmo, expresar desde nuestra autenticidad y aprender des de la humildad.

Dependerá de nosotros/as, de cómo hayamos gestionado las diferentes fases, que salgamos de esta aventura transformados/as o no, porque es nuestro viaje del héroe/heroína particular, nadie lo va a hacer por nosotros/as.

Frodo y Harry, nuestros compañeros, a medida que van avanzando en su viaje empiezan a confiar mucho más en ellos mismos, en su intuición o en su fuerza.

¿Cuáles crees que serán tus aprendizajes en este viaje? ¿En qué crees o te gustaría salir transformado/a?

10. El regreso

Y llegará un día en que el Coronavirus marchará. Se encontrará una vacuna o la forma de controlarlo. Llegará un día en que nuestras vidas volverán a la “normalidad”. Llegará un día en que podremos salir a la calle, volver a correr, a reencontrarnos, a abrazarnos, a hacer los vermuts en las terrazas de los bares, iremos a conciertos, viajaremos. Todo esto llegará.

Volveremos a casa simbólicamente, ya que físicamente no nos habremos movido de ella.

Cuando Frodo vuelve a la comarca, ya no es el mismo, igual que cuando Harry regresa con sus tíos después de cada una de sus aventuras. Cada uno de ellos, tomará nuevas decisiones, el mundo ordinario ya no les sirve tal y como estaba constituido.


Aunque nada cambie,
si yo cambio, todo cambia
Marcel Proust


Puede ser que sintamos que ya no encajamos, porque nosotros ya seremos diferentes. Quizás, hemos descubierto aspectos de nosotros/as mismos/as que ignorábamos…

Cuando regreses al mundo ordinario ¿Crees que volverás a las mismas rutinas? ¿Crees que habrá aspectos que querrás cambiar? ¿En qué crees que serás diferente? ¿En que serás más completo/a?

Quizás sea un poco pronto para responder algunas de estas preguntas, ya que estamos en pleno viaje. Quizás puede estar bien, recuperarlas más adelante.

¿Os habéis sentido identificados/das en alguna de estas etapas? El viaje no tiene por qué ser en el mismo sentido en todo momento, podemos ir hacia adelante y hacia atrás. Nos vamos acercando y alejando, pero seguramente cada tres pasos hacia adelante, solo hacemos dos hacía atrás, por lo cual ya es un avance. Sin prisa, pero sin pausa.

Plantearnos estos momentos como un viaje del héroe y de la heroína, nos puede ayudar a sentirnos más protagonistas y responsables de nuestra historia. Aceptar el reto de remar y tomar el timón.

No les he preguntado a Frodo ni a Harry, pero estoy segura, que a pesar del rechazo de la llamada que los dos tuvieron al inicio y que en sus historias hay momentos muy complicados, si les preguntase si se arrepienten de haber hecho este viaje nos dirían que no, porque forma parte de su vida.

Es nuestra vida. Ya que no hay opción, que nos sirva para crecer como personas.

.

Un artículo de Anna Soriano,
psicóloga, coach y co-directora de El despertador,
formadora en ecología emocional, gestión del cambio
y desarrollo competencial

 

 

Contenido relacionado:

Ágora despertadora: una conversación sobre ¿Cómo me adapto y aprendo de la incertidumbre? Nuestro viaje del héroe y de la heroína particular, de la mano de Anna Soriano.

 


icona-llapisTambién te pueden interesar las siguientes propuestas:

Cartas a la felicidad. Epistolario incompleto
La quebradiza
El amor en los tiempos del coronavirus
El miedo y sus caprichos
L’art de viure
Història d’una dona qualsevol en el seu procés de descoberta
Totes sou dins meu
Canviar de test
Coaching: una manera de vivir los cambios
Rebelándonos contra la ley de la inercia de Newton
Las decisiones de Neo
Ampliando horizontes
. Quin llop volem alimentar?
Respira


* Si quieres estar en el día de la actualidad de El despertador suscríbete a nuestro boletín
y recibirás las novedades de cada mes en tu correo electrónico.

Deixa el teu comentari a continuació. T'informem que la informació que ens facilites serà tractada per El despertador, S. L., responsable del web, amb la finalitat de gestionar i publicar els comentaris del blog. La legitimació s’obté mitjançant el teu consentiment. Les dades no se cediran a tercers. Podràs exercir els teus drets a info@el-despertador.com

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.